Entradas Antiguas‎ > ‎2009‎ > ‎

Maestro Zapatero 2009

Estatua homenaje al maestro zapatero
El pasado 30 de mayo de 2009, se celebró la 3ª edición de la marcha senderista: “MAESTRO ZAPATERO”.
Dicha marcha tenía como hitos más importantes en su recorrido los siguientes: salida de Brea de Aragón, pasar por Mesones de Isuela (incluyendo la visita a su castillo medieval), pasar por Nigüella (donde se instaló un gran avituallamiento intermedio), pasar por la fuente del Gollizno y llegada a Brea.
La marcha tiene una longitud total de unos 24 Km y los elementos de mayor dificultad son dos cuestas: la primera a la salida de Brea, en la que se salvan unos 150m de desnivel en apenas 3Km; y la segunda a la salida de Nigüella en la que se salvan menos metros de desnivel pero por la hora a la que se llega a dicha subida el calor agudiza el cansancio y la pérdida de líquidos.
Desde las 7 de la mañana se preparó en el pabellón polideportivo de Brea una desayuno para todos los senderistas que acudían a registrarse en el evento. La organización preparó una gran variedad de alimentos y bebidas para ofrecer a los senderistas: zumos, pastas, pan con aceite, café y … moscatel. Desde luego desde el primer momento ya se auguraba una magnifica puesta en escena por parte de la organización.
La salida fue a las 8:00 desde las piscinas municipales, 465 inscritos tomaron dicha salida en dirección hacia el primer escollo de la marcha, la “Cuesta de la Caseta del Ibarzo” decían los de Brea.
De parte de Nigüella estábamos 10 participantes, siendo cuatro de “LA PEZONERIA”, a ver si al año que viene nos animamos alguno más.
La primera subida de Brea es rompedora, desde el pabellón hasta la cumbre se salvan unos 200 metros de desnivel y esto recién desayunado es demasiado duro, de hecho el pelotón de senderistas se disgregó de tal manera que pocos grupos multitudinarios se vieron de aquí en adelante.
Al final de la subida, un avituallamiento con fruta, agua, frutos secos, …; vino de perlas después de la subida.
Después de la subida, la bajada. Una enorme bajada hacia Mesones de Isuela. En mi opinión, menos mal que se hace de esta manera, se sube de Brea y se baja a Mesones que si se hiciese al revés, la mayor longitud y desnivel desde Mesones hasta la coronación harían esta marcha mucho más dura.
Ya en Mesones, visita “obligada” al castillo, donde de nuevo un avituallamiento regado por vino, entre otras cosas, sirvió para, de nuevo, reponer fuerzas.
Continuando hacia Nigüella y llegando entorno a las 10 al parque junto al río Isuela, un gran avituallamiento donde se preparó el almuerzo: más de 700 bocadillos de jamón, chorizo y no se que más, 50 litros de vino, agua, zumos, fruta, frutos secos, …; en fin la casa por la ventana. No se siesta marcha sirve para hacer deporte y adelgazar algo o para todo lo contrario…
En el parque de Nigüella hubo una gran afluencia de público en general que con los senderistas dieron un aire festivo a lo que allí estaba sucendiendo.
Tras almorzar (comer, beber y conversar) a continuar con la marcha, ahora tocaba la subida desde el Isuela hacía los montes que separan Isuela y Aranda. Esta subida, más suave que la de Brea, tuvo como agravante el calor que empezaba a apretar y que sobre todo en la bajada hacía el río Aranda, fue el gran protagonista.
Los senderistas gastaban litros y litros de agua, de vez en cuando alguna bota hacía aparición y también el vino; casi desbordan a la organización, que con sus vehículos de aquí para allá iban sorteando los senderistas y nutriendo a los avituallamientos con los preciados elementos, el agua y el vino.
Continuando hacía Brea y llegando al Gollizno, “LA BACANAL”. Habían instalado un grifo de cerveza fría que hizo las delicias de todos los senderistas: “¡Ánimo que ya queda poco! Apenas 4 kilómetros”.
Con el refresco del Gollizno, en un pis-pas nos plantamos en Brea entorno a las 13:00. Después de 5 horas de caminata bajo un sol de justicia, toca descansar pero primero hay que “fichar” para que la organización contabilice los que han llegado, no vaya a ser que hayamos perdido alguno/a por el camino…
Después de “fichar”, a tomar algo hasta la hora de comer, también vale ducharse que la mañana ha sido dura.
Entorno a las 15:00, se sirvió la comida que incluía: ensalada de pasta, lomo con tomate y pimientos y helado; todo ello regado con vino de Calatayud y agua de Jaraba, sin ser demasiado chovinistas como los franceses.
En resumen una jornada muy agradable, a pesar del calor, totalmente recomendable para todo tipo de personas y un diez (10) a la organización.
¡ENHORABUENA! y nos vemos el año que viene.

Maestro Zapatero 2009



Comments