Entradas‎ > ‎

¡¡Luces, sonido, acción!!

publicado a la‎(s)‎ 5 ene. 2012 1:37 por Lapezoneria de Nigüella   [ actualizado el 5 ene. 2012 2:41 ]
La Pezonería
Aunque el día de nochevieja fué sábado, esto no propició una mayor afluencia de personal a la celebración pezonera, pero los que estábamos muy bien avenidos comenzamos con los preparativos de buena mañana.
Como una buena obra de teatro clásico, planificamos la representación en cinco actos, a saber:
- Primero: La preparación.
- Segundo: La degustación.
- Tercero: La aparición".
- Cuarto: Las uvas.
- Quinto: Maxi Disco-Móvil.

Cinco actos que aumentarían el ánimo y las transaminasas de más de algun@. A continuación desgranaré uno a uno cada acto, evitando la pesadez literaria y narrativa.

Poniendo la chuletas
ACTO I. La Preparación

Aprovechando esta menor afluencia de personal, decidimos que el menú se compondría de viandas asadas a la brasa, plato que siempre sorprende sobre todo si la calidad del material es tan buena como la que nos tocó degustar.
En la parte inferior de La Pezonería nuestro habitual fogonero ignífugo preparó una hoguera de mil pares de narices donde podríamos haber asado todo el ganado de Melquiadessss, aunque al final con dos parrillas nos bastaría para todos. Aseguro que, como decía alguien de Calcena, aquello era un infierno, yo mismo estuve a punto de perecer absorbido por las brasas cuando haciendo gala de un valor inaudito me acerque a la hoguera para extender brasas y ascuas.
Me di por vencido y tuve que dejar la labor en manos de profesionales, que debido a su curtida epidermis el calor más extremo no tiene más efecto que el de una cerilla a punto de extiguirse.
Dos estupendas parrillas de ternasco, de Aragón por supuesto, y de churrasco, también de Aragón, se hicieron en un pis pas.
Mientras tanto, y como es también habitual, alrededor de la hoguera chistes, mofas y alguna canción acompañada de guitarra; la noche prometía.
Aunque he citado la preparación alrededor de la hoguera, realmente la preparación había comenzado mucho antes con las compras y los picoteos que nos prepararon nuestras habituales pezoneras. No las nombro pues de sobra se sabe quien son.

ACTO II. La Degustación

Cenando

Con el picoteo preparado y la carne bien asada, comenzamos los 100 metros cena. A ver, nunca he visto engullir tanto tan rápidamente, si no daba tiempo ni a beber ...; creo que nos hacemos mayores y estamos cambiando de estado líquido a sólido, ¡¡Con lo de líquido que habíamos sido siempre en esta peña!!
Entre los picoteos: salmón aumado, revuelto de gambas, croquetas de varias especies, ensaladas templadas, espárragos, patés, ...; y postres: piña natural, pastel y algún dulce.
La cena, muy bien en general, pero a una velocidad vertiginosa.


ACTO III. La Aparición

Caballito II
Finalizada la cena, apareció nuestro "Amigo Invisible" para compartir regalos de los más varipinto, entre otros: tinte para el pelo, un exprimidor, una sulfatadora manual, un mini jardín, un bingo, los clásicos huevos con sus almendras garrapiñadas, una bolsa de deporte, un balancín, un gorro de Quechua (pero no del Decathlon), ...; seguro que me dejo alguno, pero sin duda el regalo estrella fue el caballo balancín que le tocó a nuestro presidente y que paso de pierna en pierna hasta que acabó en el bar tomando las uvas y todo.

ACTO IV. Las Uvas

Antes de la uvas
Con la hora pisándonos los talones, acudimos prestos al bar para cumplir con el ritual obligado cada fin de año, tomarse doce uvas al son de las doce campanadas del reloj de la puerta del sol.
La tradición de las uvas no es tan antigua como parece, el origen oficial data de 1909 cuando agricultores levantinos de Murcia y Alicante, encontrándose con un gran excedente de uvas, popularizaron dicha costumbre y fue, desde luego, todo un éxito.  Otros dicen que en 1896 ya se tomaban uvas en la Puerta del Sol, aunque este origen es un poco más difuso.
De cualquier manera, la televisión hizo las veces de ventana mágica para situarnos en la misma Puerta del Sol y casi al son de las campanas del reloj sito en dicha plaza, hay que considerar que la televisión como medio tecnológico que es no muestra las imágenes en riguroso directo si no con algo de retraso, por lo tanto, técnicamente hablando, el personal que se encuentra en la Puerta del Sol entra en el nuevo año unas décimas de segundo, incluso algún segundo, antes que lo hagamos los que estamos al otro lado de la televisión.
Se prepararon para este cuarto acto unas bolsas de cotillón con: narices, atifaces, guirnaldas, serpentinas, matasuegras, ...; así todos disfrazados en una orgía de abrazos y besos nos felicitamos el año nuevo que entraba con la misma fuerza que incertidumbre económica, 2012 año bisiesto, un día más de propina para sufrir la crisis.
Como dice un amigo, "Tranquilos, que este año es año Mariano" (para el que no lo entienda que busque en las listas del PP el nombre del primer representante para las elecciones generales pasadas).

ACTO V. Maxi Disco-Móvil

Técnicos sufriendo
Quinto acto y acto final.
Nuestra disco-móvil nació apenas unos meses y aunque todavía no tiene nombre, si que va adquiriendo cada vez más empaque por los nuevos medios incorporados a la misma. Los últimos: dos focos led que cambian de color automáticamente y una mesa de mezclas con reproductor mp3.
Durante la tarde fuimos instalando estos medios y aunque tuvimos algún momento de pánico, pues nos faltaba algún cable y nuestro mentor, Carlos, estaba fuera del pueblo, lo fuimos solucionando como bien pudimos dejando todo listo para comenzar el nuevo año con marcha de la buena.
Previamente, Carlos, había preparado un equipo informático con no se que barbaridad de canciones y vídeos, así que la gente se peleaba por poner su tema, pero todos bien avenidos, no cabe duda.
Nada, después de la doce: "¡¡¡Luces!!!,  ¡¡¡Sonido!!!, ¡¡¡Acción!!!" y a mover el body, que decían en épocas pasadas.
Esta sin duda es la parte más dura de la fiesta ya que al intentar agotar todo lo que va apareciendo sobre la barra, uno puede acabar muy perjudicado.
Antes de la uvas
Todavía nos quedaría una sorpresa más. Aunque no contábamos con él, pasada la media noche, llegó nuestro lider a poner un poco de orden al desbarajuste que reinaba en la sección técnica, cuatro instrucciones y algún cambio en la infraestructura, todo funcionando como un tiro. Como ayuda la disciplina militar cuando se trata de organizar al personal.

Con música variada en el bar terminó la primera noche del 2012, más pronto que otras veces eso si. No obstante, desde La Pezonería queremos desear a nuestros asiduos lectores:



Quechua cantando II

¡¡¡ FELIZ AÑO 2012 !!!



Comments